By / 21st mayo, 2018 / Recursos en Perú / No Comments

This page is also available in: enEnglish

Muy pocos son los que conocen estas espectaculares figuras dibujadas en medio del desierto, a la intemperie de la vista; y aunque algunas solo pueden ser observadas con claridad desde el aire, ya que llegan a cubrir hasta los 300 m; representan un ícono cultural e histórico, propia de Perú, y más aún por sus enigmáticas formas.

Incluido en 1994 por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad, estas especiales figuras son una verdadera obra de arte, estilizada en tierra firme; constatando a las antiguas civilizaciones y su impresionante cultura, que yace sobre la sólida tierra del desierto de Nasca.

Hombre buho, que se atribuye tambien a un astronauta

El territorio que llegan a cubrir estas formas, se extiende hasta los 450 km2 abarcando la zona del desierto de Nasca, región Ica y en los valles de Palpa; siendo los puntos de acceso hacia el sitio: Lima, Arequipa y Cusco.

A partir de los años 100 d.c y 600 d.c la cultura Nasca habitó la zona en dónde se encuentran las figuras (de allí su nombre). Se cree que, ayudados de cuerdas, estacas y cordeles para no desviarse en la trayectoria del dibujo, esta civilización dio forma a 800 figuras animales que aún predominan en la región.

Las aves son las más representativas y entre ellas está el colibrí

Los estudios de estas formas de dieron a comienzos de 1547 por el historiador y cronista español Cieza de León, sin llegarse a concluir con exactitud el misterio tras las figuras. Pasaron muchos años de varias investigaciones; pero fue hasta 1949, cuando una científica alemana María Reiche Neumann, determinó que el estado de estos dibujos respondía a un antiguo calendario solar y lunar para ubicar las mejores etapas de cosecha y las temporadas de lluvia.

Estamos hablando del calendario a mayor escala en el mundo, utilizado en 550 d.c por la civilización de Nasca para las cosechas, debido a que la zona es árida, este método les resultó muy conveniente para sus fines, además, que esto ha ayudado a que se conserven las formas a través de tiempo.

Los insectos tambien forman parte de las figuras, como la araña

Dentro de la gama de figuras podemos encontrar desde animales como: garza, grulla, pelícano, colibrí, mono, ballena, araña, lagarto, iguana, llama, perro, entre varias formas geométricas como triángulos y cuadrados. También al realizarse excavaciones en las líneas, se han encontrado diversas reliquias como ofrendas y materiales que han servido para la construcción de las mismas como estacas y cuerdas.

Recientemente científicos peruanos descubrieron 50 nuevos geoglifos que supuestamente corresponden a poblaciones guerreras antiguas como Paracas y Topará.

A pesar de estar en la lista de sitios de patrimonio cultural de la humanidad, se han ocasionado muchos incidentes a lo largo del tiempo; conllevando a destruir de forma parcial algunas de las figuras.

Sin embargo, la fascinante arqueología expuesta desde el aire, hace que la experiencia sea agradable y única; además el poder conocer de cerca estas enigmáticas formas que rodean una extensa área del Perú y que también son parte importante para la humanidad, como patrimonio cultural.

Todo lo tenemos en nuestros país, y no te quedes sin disfrutar de lo mejor en cultura con: Peru Cultural Journeys; comida tradicional en: Cuchara de Palo; descanso y confort en: Pisac Inn; terapia y relax en: Unucha Spa.

Este artículo es una fuente oficial de Kawsaypaq