By / 11th abril, 2018 / Recursos en Perú / No Comments

This page is also available in: enEnglish

Muchos años y colonias son las que se remontan tiempo atrás para dar vida al pisco, extraído desde diversas cepas de uva, entre las que destacan las aromáticas y las no aromáticas, siendo hasta ahora una bebida perfecta para los cocteles por su versatilidad en la mezcla y muy preferido a nivel mundial.

En el año 1532, con la llegada de los españoles a territorio andino, que, a su vez, no solo hubo una variedad de cultura, sino que, desde España, la tradición del cultivo de las uvas se hizo popular en la zona del Perú debido a la necesidad de su utilización por las iglesias de la nueva colonia.

No se sabe con exactitud el lugar dónde comenzó la producción del vino, pero la teoría más popular indica que en el año 1563 en el Valle de Ica se dieron los cultivos de viñedos.

El valle del Ica es actualmente una de las principales ciudades vitivinícolas

Por otra parte, el pisco, que es el aguardiente de uva, tiene igual varias argumentaciones sobre su origen, sin embargo, se menciona el año 1572, Álvaro De Ponce fundó el pueblo Santa María Magdalena en el valle de Pisco, denominado posteriormente como Pisco, dónde eventualmente se produciría y comercializaría la mayor cantidad de esta bebida.

El valle de Pisco, es el lugar que mayor producción tiene para este licor, y se cree que el cultivo en masa de dio a inicios del siglo XVI, cuando se destilaban los mostos de la uva y se convertían en aguardiente, el mismo que se almacenaba en tinajas de arcillas llamadas “pisco”.

Luego de todo este proceso se extendió el pisco por diversas partes del mundo, llegando a ser un medio de pago en diversos tratos que se hacían en ese tiempo; y su elaboración masiva se debe a los jesuitas que lo producían en Lima, Arequipa, Cusco, Ayacucho y Potosí en el Alto Perú (Bolivia actual).

A pesar de todas estas ventajas que poseía la bebida, se fueron reemplazando por otras como el whisky, minorando los cultivos durante el siglo XX, manteniéndose de eso modo por algunas décadas; siendo hasta el año 2003 cuándo el gobierno peruano incentivó a la producción del pisco con un reglamento especial, que ahora lo ubica como promotora de este licor y endémico del Perú.

Como es de esperarse la variedad es la que hace especial a esta bebida, derivándose en las uvas aromáticas: Italia, albilla, moscatel, torontel; y las no aromáticas: quebranta, negra criolla, mollar, ulvina; dando como resultado un exquisito sabor único, representado en sus tres variedades:

Pisco puro – de mayor consumo, se extrae de una sola variedad de uva, caracterizado por darle un mejor propósito al gusto que al olor, siendo así, degustado en su totalidad

Pisco mosto verde – el más costoso y fino, sutil y con mucho cuerpo, procesado del mosto con poco contenido de azúcar, es decir, antes de su proceso de fermentación

Pisco acholado – proviene de varias mezclas de uvas, su nombre, del término coloquial “cholo” denota la mezcla de sangres, este licor combina el olor de los aromáticos con los sabores de los puros

El pisco sour es un cóctel preparado con pisco y zumo de limón, uno de los más populares

Definitivamente una bebida que vale la pena probar, y que mejor lugar que Perú, cuna de su origen, toda la historia que debes conocer, y lo mejor de todo, en un lugar que tiene mucho que ofrecer. Visita el país andino, y encuentras además esto y mucho más en Pisac: Restaurante – Cuchara de Palo; Tour operadora – Peru Cultural Journeys; Hotel boutique – Pisac Inn; Spa – Unucha Spa.

Este artículo es una fuente oficial de Kawsaypaq